Se crea la Corporación Robles de Cantillana, con el objetivo de administrar y proteger los ecosistemas nativos de nuestro país.